Somos todo…

Somos todo lo que se quiebra cuando dejan de pensarnos, de nombrarnos. Cuando aprenden a ser felices sin nuestra presencia, a sonreír sin escuchar nuestra voz. Somos esos pedazos, esas grietas que quedan en la piel, en el alma cuando alguien sigue en paz su camino sin volverse a tropezar con nosotros. Eso somos.

Ircks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *