Sin título…

Abrió las manos y se le cayó el mundo que sostenía, abrió los ojos y se le resbalaron los sueños, abrió el alma y aproveché para meterme. Porque creo que tiene más mérito amar a otros cuando lo han perdido todo, cuando no les queda nada, cuando te enfrentas al vacío ajeno, llenándolo con amor.

Ircks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *