Si tan solo…

Te llamaría si pudiera. Te absolvería de esta tristeza. Mataría tus demonios, deslizaría parte de mi infierno para aplacar tu frío. Te devolvería la sonrisa si me dejaras. Si me miraras. Si me quisieras. Yo puedo ser pesimista tanto como me lo permita, pero eso no quiere decir que te deje caer si puedo darte la mano. Yo ya estuve antes ahí, en ese fondo del que todos hablan. Estuve con la piel mordida por las llamas. Con el mismo hueco en el pecho, y te prometo que no quieres estar ahí. Sé que quieres cometer tus propios errores, que quieres golpearte para ver cuánto resistes. Pero no es necesario dejarse llevar por la desidia si lo que procuras es mirar más alto. Si tan sólo me abrieras la puerta, yo entraría, pondría orden donde fuera necesario, me quedaría a hacerte compañía, compartiríamos café, veríamos pasar nuestra vida en dosis de sonrisas, compartiríamos la idea absurda de que todo se soluciona tarde o temprano. Si tan sólo me quisieras…

Ircks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *